dijous, 11 de març de 2021

Crítica de música: El último tour del mundo

 Versatilidad y conexión 

El pasado 27 de noviembre Bad Bunny estrenó un muy esperado álbum, El último tour del mundo. El disco captó la atención de los fans después de que se lanzaran rumores sobre su supuesto retiro musical, dudas que siguen en el aire hoy en día y que el cantante no ha aclarado aún. El disco cuenta con 16 canciones: El mundo es mío, Te mudaste, Hoy cobré, Maldita pobreza, La noche de anoche, Te deseo lo mejor, Yo visto así, Haciendo que me amas, Booker T, La droga, Dákiti, Trellas, Sorry Papi, 120, Antes que se acabe y Cantares de navidad. Este álbum está muy alejado del estilo de música de otros trabajos que causaba aún más expectación. Además, el disco contiene una ansiada colaboración con Rosalía en La noche de anoche.

El último trabajo del artista no es triste pero tampoco alegre, y consigue que sea actual. Bad Bunny se adapta a las críticas de los fans y canta sobre temas cotidianos que él conoce: el materialismo, las relaciones tóxicas y el desamor, y saca partido de ello cuando tiene que componer. Logra conectar con los seguidores y muchos reconocen escuchar sus canciones por las letras, no por el estilo de música. Asimismo, la producción de este álbum supera a todos los anteriores. Cada una de las canciones tiene un elemente distinto que las diferencia de las demás. También se pueden ver las variedades de tipos de música o las influencias que tiene del rock, R&B, trap, etc., que hacen el disco muy íntegro. El cantante, así, demuestra mucha versatilidad, cualidad que pocos artistas poseen.

El último tour del mundo es un álbum lleno de sorpresas, tan opuesto a sus otros trabajos, que hay gente que se ha sentido decepcionada. Aún así, Bad Bunny ha mostrado mucha diversidad y ha podido conectar más que nunca con algunos de sus fans, por ello es su mejor álbum hasta la fecha.


Por Clàudia Jiménez

Cap comentari:

Publica un comentari

Deixa la teva opinió